Recent Posts

Tomates rojos gracias al meteorito que acabó con los dinosaurios

Los investigadores que estudian el mapa del genoma del tomate han establecido que precursor del tomate actual triplicó el tamaño de su genoma hace unos 60 a 70 millones de años. 
 Según los científicos la expansión del genoma se produce en condiciones de gran estrés ambiental. Sospechan que el único suceso que puede haberlo originado es la caída del meteorito que exterminó a los dinosaurios y provocó condiciones de baja iluminación en todo el planeta durante mucho tiempo después. 


El antepasado del tomate reaccionó ampliando su genoma para incrementar sus posibilidades de supervivencia. Entre las adaptaciones que tuvo en esa época está la capacidad de formar frutos. 
Cuando pasó el período de oscuridad el antepasado del tomate se deshizo de su lastre genético, pero la base genética para la formación de frutos se conservó. En este momento su característico color rojo apareció y desaparecieron los genes que producían toxinas en el fruto. 


En este punto también de su evolución fue cuando el tomate se diferenció de otro miembro de la  familia de las solanáceas, las patatas, que no tiene frutos comestibles. 
Los científicos han podido llegar a estas conclusiones después de inventariar los casi 35000 genes del tomate y compararlos con otros miembros de la familia de las solanaceas y diversas variedades de tomates de todo el mundo. 
La secuenciación del genoma del tomate comenzó en 2004 y el primer análisis de resultados se publica esta semana en la revista Nature.

Via: wur.nlnature.com
Autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión.
Desde aquí puedes participar en medioambiente.org y hacer un comentario sobre esta noticia.


ALLPE - Consultoria Ambiental - Empresa de Medio Ambiente - Consultoras Medioambientales