Recent Posts

Una botella de agua que se llena sola (recogiendo el líquido del aire)

La atmósfera terrestre tiene una gran cantidad de agua, muy variable según las zonas del planeta. 
Durante más de diez años los científicos han estado trabajando para extraer este recurso natural directamente del aire. 
Los mayores avances en este campo se han obtenido después de observar los mecanismos de supervivencia del escarabajo del desierto de Namib (Stenocara gracilipes) un insecto capaz de sobrevivir en un hábitat donde la temperatura de llega a alcanzar los 60º centígrados y las precipitaciones son muy bajas, entre los 20 milímetros de la costa y los 85 milímetros del interior, y siempre en verano. 
El escarabajo del desierto de Namib está protegido por un caparazón rugoso. Cada una de las protuberancias es hidrófila (atrae el agua). El resto del caparazón es hidrófobo (repele el agua). 


Durante la mañana el escarabajo se sitúa en cualquier lugar elevado y captura la niebla que hay en la superficie del desierto con la única ayuda de la brisa. El agua forma gotas en las crestas de su caparazón y se deslizan después por el resto de su caparazón hidrofóbico directamente hasta su boca. 


Existen varios inventos basados en este animal tan resistente a las sequías. Uno de ellos lo publicamos en el post ¿Qué tiene que ver el escarabajo de Namibia con un eficiente método de riego? una aplicación enfocada a la agricultura en climas áridos. 
 Se han desarrollado también diferentes modelos de tejas basados en este animal. 
Este sistema mucho más eficaz que cualquier tecnología que haya desarrollado el hombre para capturar agua de la atmósfera sin consumir energía. 
Ahora la empresa NBD Nano ha desarrollado unas botellas capaces de capturar el agua potable que hay en el aire y almacenarla. Las botellas pueden utilizar una batería o célula solar para acelerar la captura y filtrado del agua.

Material desarrollado por la empresa NBD Nano para la captura de agua del aire

 La tecnología una vez perfeccionada se podría instalar en casi cualquier parte, favoreciendo el uso de agua directamente de la atmósfera. 
Esto podría suponer un ahorro energético considerable (debido al transporte del agua), paliar los problemas de agua potable que existen en mucho lugares del mundo y que afectan a mil millones de personas, o incrementar la producción de alimentos con la creación de invernaderos con estos materiales. 
La empresa NBD Nano estima que se pueden cosechar tres litros de agua por cada metro cuadrado en una sola hora. 
La botella estará disponible en el mercado en el año 2014.

Via: nbdnano.com
Autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión.
Desde aquí puedes participar en medioambiente.org y hacer un comentario sobre esta noticia.


ALLPE - Consultoria Ambiental - Empresa de Medio Ambiente - Consultoras Medioambientales