Recent Posts

Beber de los propios ojos el rocío de la mañana (para sobrevivir)

En esta imagen podemos ver a un gecko de Namibia lamiendo sus globos oculares en la primera hora de la mañana. 
Esta especie se puede encontrar en las dunas de las regiones costeras de Namibia y aprovechan de esta singular forma el agua de la niebla para poder sobrevivir en un clima extremadamente seco. 
Cuando el aire caliente del desierto se encuentra con el frío del oceáno Atlántico se crea una capa de niebla casi todas los días del año a primera hora. La niebla se extiende hasta 3 kilómetros en el interior del desierto. 
El gecko, de hábitos nocturnos, permanece con los ojos abiertos hasta que en ellos se forman gotas de agua. En ese momento lame sus globos oculares y bebe el agua que necesita para vivir.


La fotografía ha sido tomada por Isak Pretorius, que tardó tres días en obtener esta imagen por la dificultad de localizar a los geckos entre las dunas.

Via: isakpretorius.com
Autor:

2 comentarios:

mit allem Drum und Dran dijo...

Agudizar el ingenio no es solo de humanos.Me gusta la foto pero más su contenido.

ALLPE dijo...

Lo primero que se viene a la cabeza es que el animal está lubricando sus ojos, nunca que está bebiendo.
Gracias por tu comentario Mit allem Drum und Dran.
Un cordial saludo.

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión.
Desde aquí puedes participar en medioambiente.org y hacer un comentario sobre esta noticia.


ALLPE - Consultoria Ambiental - Empresa de Medio Ambiente - Consultoras Medioambientales