Recent Posts

¿Una serpiente? No, una oruga hinchada (para sobrevivir)

En estas fotografías puedes ver el sorprendente aspecto de la especie Hemeroplanes triptolemus, cuando se siente amenazada.


 El animal alcanza hasta nueve centímetros de largo y suelen presentar coloración verde o marrón de tonos apagados. 


Se alimentan casi exclusivamente de hojas y tienen un aspecto muy similar al resto de las orugas, cuando no se sienten amenazadas. 


Cuando sienten peligro hinchan diferentes segmentos de su cuerpo para tomar la apariencia de una serpiente


Sus movimientos y su aspecto en estas ocasiones imita a la perfección la mirada y comportamiento de una serpiente. Si se la molesta ataca también como una serpiente, a excepción de que estos animales son totalmente inofensivos y no muerden. 

 
Las fotografías han sido tomadas por Daniel Janzen, biólogo de la Universidad de Pensilvania, en el Área de Conservacion Guanacaste (Costa Rica). 


Hemeroplanes triptolemus se puede encontrar en Costa Rica, Guatemala, Belice y México
Después de la metamorfosis se transforma en una polilla como la de la imagen.


Hemeroplanes triptolemus es un muy buen ejemplo de lo que se conoce como mimetismo batesiano.

Via: upenn.edu
Autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión.
Desde aquí puedes participar en medioambiente.org y hacer un comentario sobre esta noticia.


ALLPE - Consultoria Ambiental - Empresa de Medio Ambiente - Consultoras Medioambientales